lunes, agosto 21, 2006

Consuelo, Albalucía, Federico

Cronopios
Diario virtual para hombres y mujeres de palabra
Fundado en 1990 — Lunes 21 de agosto de 2006
ignacioramirez@cable.net.co


Consuelo Triviño Anzola

La casa imposible

Consuelo Triviño
Escritora colombiana residente en España
por Samuel Serrano
La búsqueda de la verdad ha constituido uno de los principales móviles del cuento desde que ese visionario precursor del género que fue Edgar Allan Poe expusiera sus modernas normas. Nos referimos, claro está, a una verdad de orden estético que restituye y restablece lo vivido hasta alcanzar, por medio de la evocación poética, la razón y la satisfacción de la existencia. A esa forma de verdad corresponde el libro de cuentos "La casa imposible", de Consuelo Triviño Anzola, en el que la escritora colombiana, residente desde hace más de dos décadas en España, elabora por medio de una serie de relatos descarnados un mosaico de la Bogotá de las décadas 70-80 y del Madrid de finales del siglo XX, en el que las mujeres de la machista cultura hispánica se afirmaban en el curso de ese largo camino que habría de conducirlas en la búsqueda y conquista de su propia identidad.
Los personajes de Triviño —mujeres condenadas por una sociedad hipócrita, clasista y patriarcal a representar el prototipo de la candidez, la sumisión y la ignorancia— se esfuerzan por encontrarse a sí mismas, librando una constante lucha contra esa tradición opresiva que las segrega y amenaza con frustrar sus aspiraciones. En "Una va sola" la anónima protagonista, una niña bien de Bogotá sometida a las asfixiantes normas de una sociedad machista y a las reconvenciones de una educación cristiana que la han llenado de temor y miedo, decide que "hay que morirse para saber lo que es vivir" y se arriesga a tener una aventura con un desconocido. "Emma", una muchacha encerrada en los barrotes de una educación perversa que le impide dialogar con su parte más profunda y vital, siente que sus días son como "la piedra de Sísifo, pesados, monótonos y puntuales", y decide una noche, después de muchas dudas, emprender la búsqueda de esa otra Emma postergada que la condena y al mismo tiempo la justifica. "La puerta cerrada" es la trágica historia de una chica condenada a servir de enfermera a un padre valetudinario y tiránico que la chantajea recurriendo a su condición de inválido y le niega la amistad, el amor y hasta el más ínfimo resquicio de libertad, hasta que finalmente encuentra en la muerte la única puerta de salida posible al destino que le han impuesto y se entrega a sus manos, como la única alternativa posible de negarse a transigir con su destino ancilar.
"La muñeca", que acaso sea el más admirable de sus relatos, nos presenta a una muñeca inflable que, expuesta en un sex shop, se convierte en el símbolo escogido por la autora colombiana para delatar la relación de servidumbre asignada por el hombre a la mujer en el matrimonio tradicional y señalar, por medio de la ironía y del humor, la conmovedora fragilidad y el desamparo que constituyen la verdadera esencia del hombre, ese ser antaño dominador que ha perdido en nuestro tiempo su arrogante supremacía y su poder.
La "libertad", que da título a uno de sus relatos, es el tesoro más preciado por las mujeres de Triviño que, prisioneras de esa antigua jaula de cristal, el matrimonio, o de sórdidos inquilinatos que recuerdan el Boedo malevo de Roberto Arlt anhelan dejarse llevar por lo desconocido y vivir una aventura que les permita dejar atrás las convenciones sociales y mostrar su verdadero rostro, sin embozos ni máscaras. Pero la realidad mezquina y chata se yergue contra ellas y sólo queda atender a su íntimo deseo de huir, de escapar, de errar tortuosamente por calles y cafés sin rumbo fijo e incluso de llegar al supremo sacrificio de matar a los amigos para nacer a la vida y conquistar su identidad.
Original de http://www.babab.com/



III ENCUENTRO DE ESCRITORAS COLOMBIANAS Y HOMENAJE NACIONAL A ALBALUCÍA ÁNGEL

Como un reconocimiento al aporte de la mujer colombiana a nuestra literatura, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, realiza este año la tercera edición de este evento, que en esta ocasión tendrá dos temas centrales:

I) Presentar una Cartografía de los personajes femeninos de ficción, más significativos de la narrativa colombiana, desde 1967, año de la aparición de “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez, hasta el presente.

Sobre el tema participarán escritores, académicos, y estudiantes universitarios.

II) Homenaje Nacional a la escritora pereirana Albalucía Ángel por su valiosa contribución a la narrativa colombiana del siglo XX. Su carrera literaria se dio a conocer con “Los Girasoles en Invierno ”, obra finalista del premio Esso de novela en 1966.

Investigadores y estudiosos de su obra intervendrán con ponencias y mesas redondas a propósito de su trayectoria literaria representada en las siguientes obras: “Dos veces Alicia”, “Estaba la pájara pinta sentada en un verde limón”, “Misiá Señora ”, “Las Andariegas” y “ ¡Oh Gloria inmarcesible!”

PERFIL DE ALBALUCÍA ÁNGEL
Nació en Pereira, Risaralda, el 7 de septiembre de 1939. Escritora, investigadora, periodista, crítica de arte y cine. Por influencia familiar estudió bachillerato en el Colegio de las Franciscanas de Pereira. En 1955 viajó a Cartago, Valle, para validar el bachillerato académico y así ingresar a los estudios de Literatura y Arte en la Universidad de los Andes de Bogotá en donde fue alumna de la crítica de arte Marta Traba, quien marcó su vida artística y literaria. En 1964 viaja a Barcelona, España. Continúa sus estudios de Arte y Letras en la Universidad de la Sorbona de París. Posteriormente estudia cine en Roma y París.
Inició su carrera literaria en 1966, con la participación en el Concurso Esso, en el que resultó finalista, con su novela “Los Girasoles en invierno”. Esta novela fue publicada con un dibujo en la carátula elaborado por el destacado artista colombiano Luis Caballero.
Entre 1972 y 1975 escribió la novela “Estaba la pájara pinta sentada en su verde limón”, que relata la época de violencia en Colombia, que se inició el 9 de abril de 1948, con la muerte del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán. Albalucía realizó un trabajo de investigación que incluyó entrevistas con los personajes que vivieron ese momento histórico y una recopilación del material documental. La estructura de la obra ensambla la parte concerniente al documental y lo correspondiente a la ficción en sentido epistolar, dando lugar a una novela de tipo collage, polifónica. Con esta obra concursó en el Premio Vivencias de Cali y obtuvo el primer premio. El Instituto Colombiano de Cultura la publicó en ese mismo año.
Con motivo de la premiación, la autora retorna a Colombia para publicar su primer libro de cuentos, “¡ Oh Gloria Inmarcesible!”; se destacan sus novelas tituladas “ Dos veces Alicia ”, “ Las Andariegas” , “ Misia Señora ” y la novela publicada en el 2002, “Tierra de nadie”.

Otro recuerdo homenaje a Federico

ANIVERSARIO

18 de agosto de 2006
“Dónde está mi sepultura…en mi cola, dijo el sol;
en mi garganta, dijo la luna.”

Hoy hace 70 años
que mataron a Federico y
yo quiero saber
si en este día
toda España
amaneció llorando.

Si las campanas
tocaron a rebato
sobre las plazas blancas
de Granada y
despertaron a tu tierno corazón
en el barranco de Viznar
haciéndolo latir
en cada uno de nosotros.

¿Desgranó la fuente
su lamento
de agua entre las piedras
como si quisiera llenar
el aire con preguntas?

El periódico, dice, que te rindieron
todos los homenajes
y que han descubierto,
quizás,
al pariente cercano
que planeó tu muerte.

Yo, Federico,
te cuento, humildemente,
que esta mañana salimos
contigo, de paseo.
Fuimos al mercado
y compramos fruta fresca;
conversamos con
los tenderos del abasto,
y bajo este sol
que no es tu sol
y donde el verde
te quiere verde
de verdad
pensamos en ti.

Sin fuente para nuestras lágrimas
sin ministros
ni campanarios blancos.



Sólo en ti Federico
en el miedo del disparo
en la nuca
que no importa
de dónde venga
es el mismo miedo.
En la caída
tu caída
y la de tantos
que como hace 70 años
allá
caen hoy
en este suelo
que no es tu suelo
pero donde todo se repite.
Aquí.
Hoy.
Federico.

Ana Mercedes Vivas

Cronopios es una casa de puertas abiertas
Cronopios trabaja por puro amor al arte
Si le gusta Cronopios, pase la voz…

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home